la década prodigiosa

ICONOS

Las zapatillas La tórtola son de esos recuerdos que tenemos muchos de los que no podiamos acceder a las marcas con más glamour y prestigiosas como le coq sportif, new balance, Adidas o las marcas nacionales como Yumas, Paredes, Kelme ó las mismísimas Jhayber. No eran ni mucho menos mal calzado, pero el nombre y su logo eran muy poco glamuroso. De todas maneras todabia podia ser peor y que en vez de unas zapatillas La tórtola te trajesen unas La perdiz, marca del mismo fabricante Pérez Ibarra de Elche,  por cierto que se copiaba a si mismo, curioso ¿verdad?

La marca se hizo famosa por su bajo precio y calidad, no eran tan duras como las Jhayber cuya suela era sencillamente indestructible, pero sin duda la calidad de los materiales era muy buena. Incluso durante años estuvo suministrando al ejercito español, un modelo aún má feo de lo normal, pero que cumplia perfectamente.

Zapatilla La tórtola del ejercito

Zapatilla La tórtola del ejercito

Pero su punto fuerte eran las de colores con bandas en el lateral, creo que se basaban en el diseño de Adidas, pero esto es solamente una suposición mia. También disponian modelos de lona e incluso algunos modelos para caza… lo que ya no se es que tal seria su rendimiento 🙂

tortola

Detalle de la marca en unas zapatillas La tórtola

Detalle de la marca en unas zapatillas La tórtola

 

Soy un enamorado de los animales, he convivido con todo tipo de animales en casa y con perros desde que tengo uso de razón hasta hace unos años en los que creo que yo no sería un bueno como compañero de casa. Pero a pesar de eso son unos animales excepcionales y que, siempre que nos comportemos como debemos, son unos excelentes acompañantes. Lo que siempre me ha llamado la atención son las modas con los perros, dependiendo de la época hay unos u otras razas que se ven más… no voy a críticar eso, es una faceta más de nuestra vida, pero sin duda es curioso comprobar como cambiamos.

Lógicamente los perros de moda cambian un poco de un sítio a otro, pero en línenas generales son bastante parecidos en todo el mundo, hoy en día los bulldog frances se ven mucho en casi cualquier parte… ó en los años setenta los doberman y los pastor alemán fueron muy comunes.

Al tema, en los ochenta los perros de moda más habituales fueron los Caniche en la primera mitad, yo mismo tuve un montón… llegué a tener 18 juntandose dos camadas, en mi caso eran la variedad “toy” Mi cosita y su madre Pétula estaban en mi casa desde que yo nací y me aceptaron en la manada x-) A mediados de los ochenta se popularizaron razas más grandes como el Husky Siberiano y el Bobtail. Estas dos razas siempre me hicieron mucha gracia, sobre todo el el Bobtail aunque comparados con los caniches eran bastante “tontorrones”. Después llegaron perros con dueños más agresivos y un punto descerebrados quizás ja, ja, para mi el ver los Rottweiller como raza peligrosa me da mucha pena, es una raza noble que conozco personalmente y pocos perros son tan buenos…. con lo cual lo de peligrosos… pués eso, sus dueños en todo caso.

caniche

Otro icono de los ochenta, el maravilloso y vacilón Ford fiesta XR2. Este modelo de Ford fué lanzado al mercado en 1982, era una revisión más agresiva del Ford Fiesta lanzado en el 76 en España. Este fue realmente un Fiesta ciertamente mas deportivo convirtiéndose en objeto de deseo de la juventud Española.  Con unos dobles faros delanteros redondeados le daban una imagen mas deportiva y desenfadada y la llegada de una revolución mecánica muy esperada, este Fiesta XR2 competía con modelos ya en la calle de la competencia como el Renault 5 copa y se acercaba un pasito mas al mismísimo VW Golf .

Tod la gama Fiesta sufrió un profundo restyling que, con posterioridad, también se extendió a la versión XR2. Este restyling suele confundirse con la segunda generación de este modelo, pero en realidad se trata de una profunda actualización del Fiesta de 1976Esta versión ofrecía un motor 1.600 cc que rendía 83 CV de potencia y alcanzaba una velocidad punta de 170 km/h

Con la versión del Ford Fiesta XR2 termino la evolución del modelo en esta primera generación. Ford empezó a trabajar en la segunda generación que vendría mas tarde en 1983 pero esta la dejaremos para una futura entrada del modelo en este blog.

fiesta xr2

 

Motoretta en versión verde

Motoretta en versión verde

Otro de esos recuerdos ochenteros que nos retrotraen a la década prodigiosa, la Motoretta de G.A.C marcó un antes y un después en lo que a bicicletas se refiere, fué la primera gran marca que apostó por una bici con “capacidades” de campo. La marca BH había sacado la bicicross casi a al vez, pero GAC dió primero.

 

motoretta 2

La Motoretta G.A.C era la bicicleta de los chicos malos del barrio. Cuando montabas en ella y el viento te daba en la cara, te sentías el rey de la calle, la autentica reyna de los billares del barrio.

Tenía algunas curiosas características e innovaciones técnicas muy avanzadas para la época. Por ejemplo el gran detalle de los muelles de la horquilla, tremendo pero INUTILES ja, ja, simplemente de adorno, si, de adorno, porque no hacían nada más que adornar, no servían como suspensión. También disponia de unos estupendos guardabarros cromados… que por cierto apenas cumplian su función. Tu te metías en todos los charcos del mundo pensando que estos dispositivos cumplirían la misión para la que fueron diseñados. En cambio obtenías una bonita mancha de barro en tu espalda y la consiguiente bronca al llegar a casa.

Otra increíble característica de esta máquina era su gran asiento en su segunda versión, la llamada Motoretta 2. En el podías llevar de paquete a algún amigo que no tuviera demasiado aprecio por sus testículos. Los que hayáis montado en la parte de atrás de una de estas Motoretas sabréis de lo que os hablo, pero básicamente el usuario de la parte trasera de esta maravillosa bici se veia deslizado hacia delante y acababa debajo del conductor. Para los que no, os diré que la mayoría de problemas de infertilidad, semen de mala calidad, espermatozoides vagos e impotencia que sufren algunos varones españoles, fueron provocados en su día por ir de paquete en una Motoretta.

Eugenio y su cigarro

Eugenio y su cigarro

Uno de los grandes recuerdos de la infancia que seguro que más de uno de vosotros comparte conmigo es el de haber disfrutado  del gran Eugenio  en compañía de todos los miembros de tu familia, ya fuese en la tele, rádio ó a través de la típica cinta de gasolinera. Y es que eso que hoy puede parecer una absurdidad en los años 80 era lo máximo. En mi casa se armaba un revuelo tremendo cada vez que alguien traía un cassette de alguno de los muchos grandes cómicos que ha dado este país. Pero si había uno que nos gustaba más por encima de los otros ese era Eugenio, el hombre que hizo arte de explicar chistes.

Sin lugar a duda Eugenio era un genio. Era increíble el poder que ejercía sobre el público. En mi casa cuando Eugenio salía por televisión se oía a uno de mis progenitores decir

“¡Callad, callad! ¡Qué sale Eugenio!”

y todos los miembros de mi numerosa familia nos quedábamos embobados viendo la pantalla. Y riendo, porque si había algo en lo que Eugenio sobresalía por encima de los demás era por esa capacidad de conseguir hacer reír a cualquiera tuviera la edad que tuviera.

cinta de Eugenio

Mi Cady era como esta

Mi Cady era como esta

Aunque no erá la más deseada de mi generación, la Cady fué el ciclomotor  más vendido durante los años ochenta, sin duda por ayudado por su precio (el más barato del mercado) y por su dureza, yo mismo fui el poseedor de una preciosa Cady negra como la de la primera imagen, pero reconozco que la obtuve un poco obligado ya que mi primera opción era una Derbi Variant. Una vez que la tuve, su dureza y bajo mantenimiento me ganó y si a eso le sumamos que con el tiempo fuí ganando unas ganas tremendas de ser diferente a la mayoría hicieron que esa moto fuese mi primer amor.  La Cady fué una variación con vistas a modernizarle el aspecto  de la Mobilette de toda la vida que se llevaba haciendo décadas, con muchísimos modelos de todo tipo (Rural, Campera, University, etc)

Según se lee en una web dedicada en exclusiva al gran fabricante vasco GAC – Mobilette

El Cady era el ciclomotor más barato que se podía encontrar a la venta. Era básico y sencillo, sin disponer de marcador de velocidad ni cuenta Kms.
Estuvo en catálogo durante más de 20 años, desde 1981 hasta el cierre de  Motogac en 2003.
Durante su largo periodo de producción ganó el encendido electrónico, llantas de aleación (versión E-14), y algún que otro cambio como la suspensión delantera y guardabarros delantero.
Durante su larga vida se le vio de diferentes colores y cambio de pegatinas.
Se podía adquirir con asiento monoplaza y biplaza.
folleto cady
La fabricación de estas motos la realizaba el fabrucante vasco GAC (Garate, Anitua y Cia) bajo licencia de la francesa Motobecanne, hizo decenas de modelos y variaciones, seguro que todos recordaremos desde los repartidores de piezas de talleres con sus grandes cajones a los afiladores de cuchillos… El rendimiento de esta máquina estaba asegurado.  Os dejo el enlace de un distribuidor que aún vende este modelo.
Con ese ciclomotor hice miles de kilómetros por buena parte de la cornisa mediterranea y gracias a suu robustez pude ir a lugares que estaban fuera de mi área natural (Alicante). Además, aunque no fuese la más rápida, era la que mejor se comportaba en rutas largas ya que otros ciclomotores se venian abajo cuando apenas llevábamos unas decenas de kilómetros. Como inciso a la resistencia de las Mobilettes aún recuerdo que en la revista Motociclismo dedicaron unos capítulos a un señor de la zona de Murcia que hizo la ruta del París – Dakar con una Mobilette Rural ó que en el 2008 un señor de Benalmádena hizo también los 1800 kilómetros siguiendo la ruta del llamado Dakar solidario.
En definitiva estas máquinas nos dieron libertad de movimiento.