la década prodigiosa

El primer Autocross (Ref.1502) data del año 75 después hubo otros prototipos similares, pero en los ochenta fué uno de los grandes deseos de los más pequeños de la casa. Tiene un cuadro de mandos con volante, cambio de marchas de cuatro velocidades y un punto luminoso de situación que nos permite posicionar el coche una vez perdido el rumbo y unirlo al imán del recorrido interior que es el que arrastra al vehículo en su trayectoria sobre varias carreteras llenas de desniveles y con diversos obstáculos Funciona con dos pilas de 1,5 V. Uno de los mejores y mas divertidos juguetes de aquellos años que ponen a prueba las dotes y reflejos de los aspirantes a ser el Fernando Alonso que no tuvimos entonces.

El “Autocross” fue uno de los juguetes más conocidos del catálogo de la juguetera catalana Congost. A mediados de la década de los ochenta y tras la desaparición de Congost, la multinacional Mattel lo incluyó en su catálogo con una versión denominada “Turbo”

autocross de congost

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *