la década prodigiosa

Las guerras siempre son pura basura y el momento donde la razón y la humanidad se pierde, pero en España …normalmente… suena lejos. Solamente en estos últimos años donde nuestros gobiernos han decidido enviar a nuestras tropas a la guerra en Balcanes, Irak, Afganistán y demás es cuando nos hemos visto metidos en el lio al 100%. Pero en los primeros años ochenta era algo lejano (Beirut, Centroamérica, incluso Laos o Vietnam) Pero Malvinas, aunque lejos en kilómetros era algo muy cercano para los españolitos de a pie. Argentina siempre ha sido, y es como todo Iberoamérica, parte de nuestra España, parte de nuestras raíces y raro es quién no tiene un familiar al otro lado del charco.
Esta guerra fue un shock para nosotros, una invasión de unas islas allí…que eran inglesas… rápidamente nos pusimos del lado argentino como es normal. Aunque luego el mundo, la vida, las informaciones nos demostrasen que, una vez más, los que ostentaban el poder usaron al pueblo llano para sus propios intereses envolviéndose en la bandera de turno. Que conste que no quito ni doy razones, pero el uso de un pueblo en una guerra para ocultar tus propias miserias es algo de una bajeza humana tremenda, a que me recordará…


Recordemos a los verdaderos héroes de esta contienda, los pobres militares de reemplazo que fueron usados como carne de cañón para tapar a un gobierno militar que estaba desmoronándose. Enfrentados a una de las mayores potencias militares del mundo por un trozo de tierra helada.
Podría hacer un resumen de aquella guerra, pero hay cientos de webs donde podréis rememorar la historia, yo sólo quería tener un pequeño recuerdo de los caídos de ambos bandos.

n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *