la década prodigiosa

Como estoy viviendo un febrero alucinante no puedo dejar de sentir que estoy vivo y vienen a mi cabeza recuerdos de ese momento cuando uno era el mejor del mundo 😉 Al sentirnos vivos nos sobrevoltamos y por consiguiente SOÑAMOS!!

Vamos adelante, siempre y con buena música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *