Cuando fuimos los mejores

la década prodigiosa

Ahora que tenemos la inmediatez de la red, donde se ha hecho habitual, se ha normalizado la votacion interactiva de una manera sencilla se nos hace un poco raro que no hace tanto esto no era sencillo ni fácil. En otras épocas se requerían llamadas telefónicas a servicios más o menos automatizados, o incluso usar el correo postal. Esto hacía que fuese un proceso lento y tedioso, que además daba lugar a que la gente hiciésemos cábalas sobre cómo quedaría estas votaciones o valoraciones.


En los primeros años de las cadenas privadas se rumoreó que iban a ponerse servicos de votaciones, algo de interactividad en esa Tv nuestra. Incluso algo tan “barroco”, hoy en día nos parece algo casi del medio evo este servicio, cómo fue el Teletexto, empezaba a entrar en los hogares españoles. Pero claro, este era unidireccional, solamente funcionaba en una dirección, aunque en otros países este servicio ya estaba implementando servicios de votaciones interactivas bastante desarrollados para los primeros años ochenta.
Pero cambiamos de década y en España el grupo italiano de televisión de Paolo Vasile nos presentó a Hugo, un simpático troll que servía de conductor de un programa de televisión en Telecinco. Este programa se llamaba el TELECUPÓN y nuestro querido Hugo tenía su pequeño espacio con el que podíamos interactuar. ¡el personaje se controlaba desde casa usando las teclas del teléfono!
La gran Carmen Sevilla, con su simpatía habitual salía al plató y mientras nos explicaba a su manera la dinámica del concurso.
El objetivo del juego era manejar con las teclas del teléfono a Hugo y liberar mediante movimientos a su familia, esta había sido secuestrada por una malvada bruja. Los primeros momentos del juego consistían en conducir a Hugo en una vagoneta esquivando trenes y vías muertas. Luego teníamos un segundo nivel, Hugo se subía a un avión y debía recoger globos y esquivar nubes de. El final del juego era el enfrentamiento con la malvada bruja, una batalla que no era más que una simple prueba de azar: elegías una cuerda entre cuatro y ganabas o perdías, así de simple pero increíblemente divertido.

En si había muy poca interactividad y costaba muchísimo controlar dicho juego. A todos nos parecía muy complicado controlar aquello, pero lo novedoso del sistema y que los más pequeños nos encantan tradicionalmente el control de aparatos electrónicos hizo que fuese uno de esos momentos estelares de la televisión Española.

Hoy hablamos de moda, de moda a la hora de vestir y en especial de las formas, costumbres y ropas que hemos usado en las celebraciones especiales. Sobre todo lo dedico a las bodas ya que uno de mis mejores amigos se nos casa a la cuarentuna bien avanzada. Una celebración que va a tener gracias a una estupenda sastrería especializada especialmente agradecerles a trajes de novio barcelona la dedicación y profesionalidad que han demostrado.
Pero vamos a lo que estábamos diciendo. Cuando pensamos en este tipo de celebraciones lo primero que nos viene a la cabeza son esos velos sobre un traje blanco maravilloso y un traje de novio muy, muy sobrio, muchas veces negro… un poco de luto que en otro tipo de actos nos asustaría un poco. En los años setenta se empezó a ver color en este tipo de ceremonias. Algunos colores dorados tuvieron cierto auge, movimientos diferentes a las tradicionales levitas de “pingüino”. Además también se empezaron a ver algún que otro color en las solapas o trajes de ellos. Sobre todo en las américas, del norte y del sur, las camisas crecieron en repujados y bordados imposibles, con mangas sobresalientes y con gemelos de gran tamaño.
Una vez llegados los años ochenta, no digo que pasásemos a lo que podríamos llamar normalidad, pero se regularizaron bastante los trajes de ellos. Se diversificaron los sombreros, que nunca tuvieron una predominancia en todos los lados, y se veía varios tipos de estos extras de la ropa de ellos. Pero vinieron las hombreras, tan de moda en esa época, ellos y ellas iban a las ceremonias con unos extras que tuvieron su culminación máxima expresión en los mediados de década.
Los noventa fueron muy planos en general, aunque muy en los primeros noventa y noventa y uno hubo un repunte con algún que otro color más atrevido. Incluso hubo algún diseñador que se atrevió con colores derivados del Acid House, pero que tuvieron muy poco éxito. Finalmente a finales de la década de los noventa y primeros dos mil, vemos que hay una vuelta a anteriores modelos. Incluso en ciertas “clases sociales” volvimos a ver uniformes de militar…. Aunque no tuviesen relación con el estamento militar, curioso cuando menos. En cuanto a colores vemos que hay mucha mayor variación de colores y formas en los trajes, sin ser tan rígidas las formas. Han llegado, y parece que para quedarse, algunos reflejos en los trajes de ellos y los excesos muchísimo más contenidos en general.

Cómo hemos cambiado, el paso de los años es algo que nos pasa desapercibido en nuestro constante día a día. Si recordamos los momentos vividos, las ropas, los coches que usábamos o incluso esos muebles de dormitorio que estaban de moda hace tiempo. Las modas cambian mucho, más de lo que nos queremos dar cuenta. Aunque si que hay una cosa cierta en la gran mayoría de las veces, un buen producto, un buen diseño perdura en el tiempo, aunque siempre hay excepciones.
En las viviendas teníamos más cambios, empezábamos a tener mueble de diseño en casi todas las casas, muebles de tubo con estanterías de cristal, abanicos gigantes en las paredes y nuevos usos para nuestros muebles. Empezaron a llegar módulos, sustituyendo a las librerías de toda la vida, eso trajo que cupiesen televisores mayores. Los sofás de gran tamaño y más cómodos también llegaban poco a poco.
Una de esas modas que han pasado son las hombreras, hombreras enormes, colores eléctricos que se mezclaban de maneras casi imposibles, acompañados de calzado inimitable. O llevabas un zapato mínimo o grandes tacones kilométricos, todo para destacar sobre los de alrededor. La ropa deportiva estaba dominada por esos chandals de fibra con colores luminosos, verdes, rosas, naranjas… todo mezclado.


Los pelos que llevábamos eran también muy poco sutiles, cardados enormes, tupés y gominas nos acompañaron por casi quince años. Aunque es cierto que en toda américa la moda de los cardados en las mujeres se mantuvo mucho más, especialmente en los USA nos trajeron peinados en las principales actrices que nos hacían replantearnos las leyes físicas más básicas.
Los coches que se veían en las carreteras también estaban muy acorde a estas modas. Empezábamos a recibir ayudas electrónicas, aunque hoy las consideraríamos simples indicadores o incluso estupideces. Pero mira que molaba ver el Seat Fura y sus leds del económetro… cómo subían las luces cuando acelerábamos, aunque no nos dijese los litros que consumíamos de más al acelerar. O esos Citroen que al arrancar se elevaban gracias a su suspensión hidráulica.
Que levante la mano el primero que se acordaba de muchas de estas cosas, de esos aparatos que teníamos, que hace unos años nos parecían básicos en las casas y que hoy se están convirtiendo en rareza … un teléfono fijo… ¿quién nos iba a decir que no tendríamos en las casas un teléfono fijo en casa? ¿Difícil verdad? Un teléfono, con internet, correo electrónico, etc, etc y en el bolsillo. Lo dicho, cómo hemos cambiado

Hoy toca caña, un poquito de heavy metal español que nos hizo… y hace, sentirnos vivos sea como sea nuestro momento vital. Hablar de heavy y en español a mí me suena a Barón Rojo, aunque hay decenas de bandas de calidad, sinceramente creo que ellos son el top dentro de este tipo de música.

Estos días he visto un artículo sobre la vuelta de focas monje a las costas españolas tras varias décadas sin ninguna. ¿Recordáis a Peluso, la foca monje que vivía en el archipiélago de las islas Chafarinas, cerca de Melilla? Se hizo bastante famoso debido a como se dio a conocer para el gran público de la península, su historia conmovió a media España.

Nuestro protagonista saltó a los medios de comunicación y movilizó a la comunidad ecologista de la época tras ser avistado atrapado en una goma que aprisionaba su cuerpo causándole graves heridas en la piel. La goma parecía ser un resto de pesca o posiblemente fuera la correa de ventilador de un pesquero. No sería el primer caso de “ghost fishing” que existía, pero sí fue muy famoso porque Peluso era la última foca monje que quedaba en aguas españolas. Esta foca vivía en las Islas Chafarinas, un pequeño archipiélago de soberanía española pegado a la costa norte de Marruecos, cerca de Melilla. Las focas monje finalmente desaparecieron de nuestras costas. (Texto extraído de la web del WWF).

El planeta plástico ya estaba haciendo de las suyas hace casi treinta años, los humanos seguimos sin aprender y nuestro egoísmo nos hace seguir mirando hacia otro lado.
Volviendo a Peluso, estuvo viviendo en las islas Chafarinas hasta que desapareció allá por el año 1993, hubo una hembra que se mantuvo por las islas, pero poco después también dejó de verse. Esperemos que ahora las focas monje vuelvan a nuestras colonizar nuestras costas, como ya hicieron en los siglos anteriores. Por toda la costa mediterránea hay escritos y fotos de estas, en mi provincia, tenemos varias cuevas “del lobo marino” donde habitaban estos singulares habitantes, el enclave más significativo era en la isla de Tabarca, en la “Cova del Llop Marí”.
Esperemos volvamos a ver a estos especímenes nadar en nuestras aguas.

Camiseta Peluso AQUÍ

Los recuerdos de mi adolescencia se mezclan, por un lado uno ya empezaba a tener pelos en cierta parte… las cosas serias empezaban a estar presentes… las chicas vamos x) pero seguía viendo dibujos animados. Si bien ya no veía los típicos de Hanna Barberá con los “Don Gato” ja, ja, pero estaba irrumpiendo un tipo de imágenes que luego nos enteraríamos que se llamaban GENERO MANGA.


Bola de Dragón fue toda una revolución en toda España, a finales de los ochenta la distribuidora francesa AB Distribution los ofrece y es Mario Bistagne compra los derechos para los 26 primeros episodios, se venden a todas las cadenas autonómicas y al poco empiezan a emitirse …menos en Telemadrid. Canal Sur lo hace con el nombre Bola de dragón; Televisión de Galicia con el nombre As bólas máxicas; Televisió de Catalunya y Radiotelevisió Valenciana con el nombre Bola de drac; y Euskal Telebista con el nombre Dragoi Bola. En el caso de la comunidad Valenciana se hizo en Valenciano, aún no había la llamada “normalitzacio lingüística” mediante la que los valenciano hablantes perdieron su idioma por politiqueos para dárselo, a saber a cambio de que, a la gestión de la Generalitat de Catalunya…triste pero real, un idioma de 1000 años absorbido por otro, muchísimo más joven y sin un libro de más de cien años. Pero eso es otra historia…
El primer episodio de ‘Dragon Ball’ en España se pudo ver el 15 de febrero en la TV3 y 2 de marzo de 1989 en Canal Sur ya en español. La serie consta de tres sagas: Bola de Draón, Bola de Dragón Z y Bola de Dragón GT. La idea inicial se basa en una historia china, ‘Viaje al Oeste, las aventuras del Rey Mono’, y durante toda la serie, Toriyama hace referencias a la leyenda y a la cultura popular.
La serie de Akira Toriyama ha marcado a toda una generación en la década de los 80 y 90. Personajes como Goku, Vegeta, ‘Follet Tortuga’ o Bulma siguen despertando sentimientos y recuerdos en muchos de nosotr@s. Hemos crecido con ellos y tenemos momentos de todo tipo retenidos en nuestras mentes.
En su momento creó cierta controversia por ser violentos y por escenas un tanto subidas de tono, pero debemos recordar que, al igual que Los Simpson, esta no es una serie para niños.
¿A que te acuerdas de ella también tu?

Mira que camiseta más chula me he hecho  LINK a la camiseta de bola de Dragón

 

 

Se acaba el verano, ya van llegando las lluvias por medio país y las clases han empezado y me sigo acordando de mi alquiler menorca de este verano. La isla de Menorca es encantadora todo el año, pero yo siempre la recuerdo con el calor del verano, las largas tardes en la playa y posterior salida de fiesta o a pasear a sus rincones escondidos que tienen ese encanto tan mediterráneo.


La isla fue declarada en los años noventa como reserva de la biosfera gracias a su historia y su geografía peculiar. Tiene una extensión de algo más de setecientos kilómetros cuadrados y sus costas cuentan con algunas de las mejores playas y calas del mundo. Todo eso, sumado a un clima envidiable y unas gentes con un carácter genuino, hacen de este destino sea considerado como uno de los principales del mundo.
Por Menorca han pasado todos los imperios y países que hayan tenido intereses en el Mar Mediterráneo, desde fenicios, cartagineses y romanos en los tiempos antiguos, en época medieval hubo visitantes árabes en esta zona del Mar Mediterráneo, poco después Sicilianos y Genoveses y ya en la época victoriana los británicos ya pasaban por aquí a saquear lo que pudiesen (hoy en día siguen viniendo, menos a Menorca que a otras de las islas baleares, pero se dejan más que se llevan… principalmente neuronas). Pero no olvidemos los tiempos modernos en los que la Alemania Nazi incluso tuvo base en Mallorca y en Mahón.
Visitar Menorca tiene una serie de lugares indiscutibles a visitar, aunque unos u otros podemos tener diferentes opiniones sobre que ver o hacer, pero estos normalmente no fallan a ninguna persona.
Las playas de Menorca

Pregonda: Amplia playa con una luz especial, prueba de ello es que una imagen de este lugar fue portada de dos de los discos de de Mike Oldfield,
Cavalleria: La costa norte dispone de un lugar virgen, ideal para relax sin dificultades para llegar.
Cala en Brut: Si te gusta saltar desde los riscos y pareces este es tu lugar.
Escorxada: También conocida como Binigaus y es una joya del sur.
Cala en Turqueta: Sin duda el destino más conocida de lado sur. Dispone de parking gratis aunque un poco lejos de dicha playa.
Cabra Salada: Una cala minúscula y súper escondida en la bahía de Fornells. Los que podáis ir en barco os lo pasareis genial.


La piedra tiene grandes monumentos en Menorca, la Ciudadella, la Naveta de Tudons (que es el edificio más antiguo de Europa) o la Cova des Coloms no pueden faltar.
¿A qué esperas para visitar Menorca?

Hubo una época en la que veranear era Benidorm y poco más, Marbella para los de dinero, la jet set, pero la gran mayoría soñaban con una casa en la playa (o un apartamento) y poco más. Pero hay otras zonas que surgieron, o mejor dicho se conocieron en los años ochenta para el gran público, zonas como Denia en la provincia de Alicante. El disponer casas en urbanizacion con campo de golf denia era un hit sobre el resto de zonas de la comunidad Valenciana, y por supuesto de España.


La costa alicantina siempre ha tenido un caché especial, muy alto. Con tops como Benidorm o Playa San Juan un tanto más low cost, Torrevieja o las menos conocidas como La Vila o las playas de Orihuela. Pero Denia en particular y las dos marinas en general (las comarcas de la Marina Baja y la Marina Alta. Marina Baixa y Alta en Valencià) son tops espectaculares con sus calas, sus acantilados espectaculares y, sin duda ninguna, su forma de vida y tradiciones.
Toda la zona de Denia y su comarca, dispone de todos los servicios de las grandes ciudades, pero además tiene una serie de extras que lo hacen ser muy deseada entre la élites de medio mundo.
La gastronomía es espectacular en toda España, pero la Comunidad Valenciana y en especial el sur de la provincia de Valencia y el norte de la de Alicante cuenta con algunos de los platos más afamados y sabrosos de toda la cocina europea. Ese toque tan nuestro que la hacen única. En menos de veinticinco kilómetros a la redonda hay cuatro restaurantes con varias estrellas Michelin. El nivel es tal, junto con el amor con la gastronomía, que hay hasta un chef que renunció a su restaurante con estrella y volvió a “su bar” de toda la vida a seguir haciendo sus platos y tapas en su casa, el conocido Baret de Miquel Ruiz ubicado en la calle Historiador Palau de Denia.
El municipio de Denia cuenta con varios campos de golf de diverso porte, con flujo constante de jugadores de toda Europa y medio mundo. En los últimos años se están proliferando los jugadores de origen ruso y árabe con un poder económico por encima de la media. Entre los campos de la zona y los de las localidades cercanas cuentan con unos cinco campos de golf de primer nivel.
Las actividades náuticas son destacadas en la zona, desde la navegación, puertos deportivos y las actividades subacuáticas. En esto último los fondos son espectaculares en buena parte del litoral.
Denia espectacular siempre.